Fotografiando New York

Fotografiando New York

New York es una ciudad de locos! una metrópolis multicultural, multirracial, multitodo. Una ciudad que me provoca pensamientos encontrados.

Fotografiarla es un placer, toda una experiencia que requiere de tiempo y de conexión con un entorno que puede hacerte sentir sólo y extrañamente acompañado, un territorio decadente (a veces pienso) con 8 millones de personas y muchas historias que contar.

Para fotografiarla simplemente hace falta caminarla con los ojos y la mente abierta, sin prejuicios, de forma valiente.

Durante una semana he guiado un viaje fotográfico con 5 alumnos inquietos y curiosos, con unas ganas imparables de fotografiar la ciudad.
Mi actitud ha sido dejarles espacio, para que cada uno encontrara su camino fotográfico. Acompañar y dar la mano cuando se necesita ayuda, pero siempre de manera sutil y concreta.

Estamos preparando nuevos viajes a New York y a otros destinos fotográficos, apúntate a la Newsletter para estar informado!

El siguiente vídeo es un resumen de la experiencia (con algunos consejos fotográficos):

 

 

Y aquí una selección de imágenes, las he revelado con ON1 Photo Raw (aquí tienes un tutorial):

Viaje fotográfico a New York en Semana Santa

Viaje fotográfico a New York en Semana Santa

New York City

Vente conmigo a New York City en Semana Santa! un viaje para aprender y compartir fotografía en una de las ciudades más fotogénicas del mundo.

8 días dedicados a explorar desde los rincones más turísticos a las esquinas más desconocidas. Yo seré el fotógrafo-guía encargado de este viaje fotográfico organizado por la agencia de viajes Artisal.

Toda la información en este enlace!

 

New York City

New York City

New York City ha sido nuestra última etapa del viaje por la costa este de los Estados Unidos.

El alojamiento lo reservamos a través de Airbnb, encontré un alojamiento en Queens que se adaptaba a nuestras necesidades.

Sobre Airbnb decir que es importante leer bien los comentarios, mirar la ubicación porqué lo que parece cerca sobre el mapa, puede convertirse en hora y media de viaje en transporte público. Probablemente por mi culpa y por no leer con detenimiento pensé que contrataba una habitación con cocina y lavabo y así ha sido pero compartido con dos habitaciones más, esto se traduce en que a hora punta pueden haber varias personas haciendo cola en la puerta del mismo WC.

El despiste probablemente fue mío pero si queréis algo privado aseguraros que indica (private bathroom, etc), por lo demás ha sido una buena experiencia.

El primer día compramos la Metrocard Unlimited de 7 días (31 US$ y la utilizas ilimitadamente, metro y bus), la norma indica que los niños que midan menos de 44” (113cm) no la necesitan y Berta mide 116 cm pero todos los responsables a los que preguntamos nos dijeron que no hacia falta comprarla para las peques.

El transporte a sea en coche, metro o bus es caótico, siempre hemos sufrido retrasos, así que vale la pena ir con tiempo a todos los sitios.

Nuestra visita ha sido en plan relax, hemos dado preferencia a que las niñas tuvieran tiempo de juego, de descanso y hemos visitado un sinfín playgrounds (parques infantiles), sin dejar de conocer lo más típico:

1) Subir al Top of the Rock (indispensable para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad)
2) Ferry a Staten Island para ver la estatua de la Libertad (es gratuito)
3) Paseo por Wall Street
4) Central Park
5) Museo de Historia Natural (tocando Central Park, se paga la voluntad que según ellos debería ser de unos 20 US$ los adultos)
6) Zoo de central park (a las niñas les encantó)
7) China Town, Little Italy, Nolita, Tribeca, Soho, Noho, ….
8) Broadway
9) Times Square
10) High Line (un buen paseo, terminamos en el Chelsea Market)

El último día aprovechamos las horas antes del aeropuerto para visitar el Hall of Science, también recomendable ya que los peques pueden hacer manualidades y acercarse a la ciencia de manera práctica.

Sobre la comida decir que merece la pena invertir algo de tiempo en buscar lugares recomendados, después de 20 días de viaje hemos quedado artos de refritos! ChinaTown ha sido un buen refugio para comer distinto y dar un respiro al estómago.

Como he comentado, nos alojamos en Queens, allí encontramos una oferta muy variada de restaurantes (chino, vietnamita, mongol, indio, mejicano, ecuatoriano….) por un precio más módico que en Manhattan.

A continuación una selección de imágenes y el vídeo de la experiencia:

Boston, Harvard y ballenas

Boston, Harvard y ballenas

Después de disfrutar de unos fabulosos días en los Adirondacks y de visitar el lago Walden nuestra ruta sigue hacia Boston.
Con sus 600.000 habitantes es una ciudad cómoda de visitar, aunque el tráfico es lo peor y las opciones de parking en el centro hacen que sea mejor idea buscar un hotel a las afueras, dejar el coche y entrar en transporte público.
Nosotros hemos optado por alojarnos en Quincy al sur de Boston, la linea roja de metro une, en sólo 6 paradas, Quincy con el centro de Boston y el billete ida y vuelta de los 4 nos ha costado 10,60 US$ en total.

Hemos recorrido el Freedom Trail, el Boston Common, la zona del puerto y hemos navegado mar adentro para poder ver ballenas.
La excursión para ver las ballenas dura unas 4 horas, no es barata pero merece la pena poder disfrutar de estos animales tan majestuosos, nosotros pudimos seguir un grupo de 10 ballenas, la mayoría yubartas (jorobada) pero también alguna ballena Fin (el segundo animal más grande del mundo después de la ballena azul), una experiencia totalmente recomendable que mis hijas disfrutaron muchísimo.

Hemos dedicado otro día para visitar la universidad de Harvard, los estudiantes ofrecen visitas guiadas gratuitas, tienen una duración de unos 45 minutos y te permiten conocer más detalles y datos históricos de esta prestigiosa universidad.

A continuación comparto algunas imágenes y el vídeo de la experiencia:

El lago Walden de Thoreau

El lago Walden de Thoreau

Desde que descubrí a Thoreau he querido viajar al lago Walden, en Concord, Massachusetts. Allí Thoreau se construyó una casita para pasar 2 años en plena naturaleza y escribió: Walden; or, Life in the Woods.

Thoreau me ha influenciado como a otros tantos, que hemos visto en sus escritos, una manera de mirar y de entender la vida.

Os cito el primer párrafo del fantástico artículo de Emma Rodríguez sobre Thoreau:

Leí una versión reducida de “Walden. La vida en los bosques” de adolescente y me pareció tan reveladora, tan a contracorriente, tan pegada a lo que yo, aún calladamente, pensaba de la realidad, del mundo, de la sociedad -cuyas falsedades e imposturas ya empezaba a atisbar- que, desde entonces, no sólo ha sido una presencia, más o menos constante, en mi trayecto, sino una influencia decisiva, muy intensa, muy interiorizada, en mi manera de mirar, pero también de soñar, de anhelar, de relacionarme con los demás.

Os he hablado de Thoreau en varias ocasiones:

Hoy quiero volver a Thoreau con unas imágenes del lago Walden y un vídeo de la experiencia de visitarlo.

Los Adirondack

Los Adirondack

Los Adirondack cubren una extensión de 25.000 Kilómetros cuadrados al norte del estado de Nueva York. Este parque nacional está formado por montañas de hasta 1.629 metros de altura (Monte Marcy), cientos de lagos y zonas boscosas que albergan hayas, arces y abedules además de la fauna típica de estas zonas boreales como los alces y ciervos.

Hemos visitado la parte norte de los Adirondack, pasando por las localidades de Tupper Lake, Saranac Lake y Lake Placid (donde se celebraron los juegos olímpicos de invierto en el 1932 y 1980).

La zona es un reclamo turístico para aquellos que desean recorrer las montañas en interminables excursiones de trekking, rutas en bici y cientos de preciosos lagos para navegar en canoa y pescar.

Descubrí los Adirondack a través de un artículo de la National Geographic en el 2.011 y desde entonces he tenido ganas de visitarlos. Otra zona muy parecida y que también he tenido oportunidad de conocer es la Boundary Waters Canoe al norte del estado de Minnesota.

A continuación algunas imágenes de los Adirondack y el vídeo de la experiencia:

Cataratas del Niagara

Cataratas del Niagara

La primera localización destacada, de nuestro viaje por la Costa Este de los Estados Unidos, han sido las Cataratas del Niagara.

El viaje ha empezado volando desde Barcelona hasta NYC, al llegar tarde hemos pasado la noche en un hotel cercano al aeropuerto. A la mañana siguiente, después de recoger el coche alquilado (y discutir con los de Hertz durante casi 1 hora) hemos  iniciado la ruta hacia las Cataratas del Niagara, atravesando los estados de New York,  New Jersey y Pensilvania para terminar en Niagara Falls.

Durante el trayecto desde NYC hacia Niagara Falls hemos parado en Corning, un pequeño pueblo con un museo del cristal que anuncian por todas partes y que nosotros no hemos visitado.

La magnitud de las Cataratas del Niagara se aprecia mejor desde la parte Canadiense así que hemos cruzado en coche el puente del arco Iris, con un poco de cola ya que debemos entrar en Canadá y pasar la aduana respondiendo las 4 preguntas simplomas que te hace la autoridad pertinente.

Niagara Falls es una mezcla entre Las Vegas y un parque de atracciones, es uno de los destinos preferidos por los americanos para pasar la noche de miel…

Mis hijas se lo pasaron en grande (atracciones para los más peques no faltan) y la belleza natural de las cataratas es indiscutible.

A continuación comparto el vídeo de esta primera aventura y algunas fotos:

 

 

Equipo fotográfico viaje Costa Este USA

Equipo fotográfico viaje Costa Este USA

Mañana empieza nuestro viaje en familia por la Costa Este de los Estados Unidos, ya os conté en este otro post el recorrido que vamos a realizar.

Tengo la intención de desarrollar un par de proyectos personales en vídeo, pero eso ya os lo contaré durante el viaje, siempre que las Wifi’s lo permitan. En el siguiente vídeo comparto con vosotros el equipo fotográfico que me llevo:

Pin It on Pinterest