New York es una ciudad de locos! una metrópolis multicultural, multirracial, multitodo. Una ciudad que me provoca pensamientos encontrados.

Fotografiarla es un placer, toda una experiencia que requiere de tiempo y de conexión con un entorno que puede hacerte sentir sólo y extrañamente acompañado, un territorio decadente (a veces pienso) con 8 millones de personas y muchas historias que contar.

Para fotografiarla simplemente hace falta caminarla con los ojos y la mente abierta, sin prejuicios, de forma valiente.

Durante una semana he guiado un viaje fotográfico con 5 alumnos inquietos y curiosos, con unas ganas imparables de fotografiar la ciudad.
Mi actitud ha sido dejarles espacio, para que cada uno encontrara su camino fotográfico. Acompañar y dar la mano cuando se necesita ayuda, pero siempre de manera sutil y concreta.

Estamos preparando nuevos viajes a New York y a otros destinos fotográficos, apúntate a la Newsletter para estar informado!

El siguiente vídeo es un resumen de la experiencia (con algunos consejos fotográficos):

 

 

Y aquí una selección de imágenes, las he revelado con ON1 Photo Raw (aquí tienes un tutorial):

Pin It on Pinterest