En el año 1401, en pleno barrio del Raval barcelonés se fundó el “Hospital de Santa Creu i Sant Pau”. Éste fusionaba los 6 hospitales que había en la Ciudad. Su primera piedra fue colocada en el periodo de Martí l’Humà cuya muerte, sin descendencia masculina legítima, supuso el fin de la dinastía barcelonesa.

Durante 5 siglos fue el único hospital de la Ciudad de Barcelona hasta que, a finales del siglo XIX, deviene insuficiente debido a la numerosa población de la Ciudad.

Concurre en ese momento, que muere Pau Gil, director de la Banca Gil, residente en París, y en su testamento dispone ser enterrado en Barcelona, liquidar la banca y destinar la mitad de los bienes resultantes de la liquidación a la construcción de un nuevo hospital en Barcelona, con el nombre de Sant Pau, dedicado a asistir pobres.

Así fue como con la cesión de unos terrenos por parte de la iglesia, la contribución del Ayuntamiento de Barcelona y el mecenazgo de Pau Gil, con unos 30.000€, se inicia la construcción del Hospital de Sant Pau i la Santa Creu.

A pesar de que Pau Gil estipuló entre otras condiciones que el proyecto arquitectónico fuera elegido por concurso, éste finalmente se concedió “a dedo” al arquitecto Lluís Domènech i Montaner.

Domènech i Montaner se embarca en un estudio de las principales Construcciones hospitalarias europeas y finalmente plantea un programa higiénico-arquitectónico basado en pabellones aislados enlazados entre sí mediante galerías subterráneas, una solución absolutamente innovadora.

El hospital resultante reúne una gran belleza arquitectónica (modernista), la promoción de la higiene (paredes y suelos fácilmente lavables, ventilación…), la luz natural en todas las estancias, lo que ahora llamaríamos cromoterapia, así como el contacto con la naturaleza a través de los cuidados jardines entre pabellones.

El dinero del banquero se agotó cuando se habían construido 10 edificaciones de las 48 planteadas por Domènech i Montaner. Continuándose el proyecto con un cambio de estilo arquitectónico y con financiación de l’Ajuntament de Barcelona.

El uso intensivo de este hospital conllevó que para cubrir necesidades de capacidad se modificaran e incorporaran estructuras a los edificio originales, llegando algunos a un colapso arquitectónico. Hasta el punto que una de sus cúpulas se derrumbó en el 2004.

El recinto es Patrimonio de la Humanidad.

Web oficial: https://www.santpaubarcelona.org/es

Pin It on Pinterest