Si en el anterior artículo os hablo de nuestra visita a Suecia ahora nos vamos a Edimburgo para viajar al norte de las Highland, concretamente Wick y la costa noreste. Allí tenemos unos amigos y la oportunidad de descubrir la zona y sus tradiciones.

Después de hacer una visita, de un día, a Edimburgo, salimos hacía Stirling para continuar dirección norte pasando por la isla de Skye. Pero nuestros planes se han visto afectados por los Highland Games (la fiesta mayor de los pueblos de las Highlands, para explicarlo de una manera simple). No había manera de encontrar B&B a un precio razonable para 4 personas, toda la zona de Inverness, Lago Ness y dirección oeste hacia Skye estaba al 100% de ocupación, así que después de pagar una de las noches más caras de alojamiento de mi vida, decidimos ir al este!

Y voila! la aventura comienza descubriendo una zona que no entraba en nuestros primeros planes, los Cairngorms, el parque natural más grande del UK. Paramos en Aviemore un campo base ideal para descubrir esta preciosa zona de bosques, lagos y actividades alrededor de la naturaleza. Me pareció extraordinario el bosque de Rothiemurchus, con un paseo alrededor del Lago “Loch an Eilein” que no te puedes perder.

Esta zona es también conocida por la multitud de destilerías, para ello simplemente deberemos seguir el río Spey para encontrar Macallan, Chivas, Glenfiddich, Cardhu…y muchísimas más que nunca has oído hablar de ellas.

La búsqueda de alojamiento nos llevó hasta Aberdeen y de allí hasta Lossiemouth una zona que disfrutamos mucho. Con la decisión de dejar el lago Ness para el final arrancamos dirección norte hacia Wick.

Nuestros amigos nos recibieron con vientos de 50km/h y 10 grados, que para agosto y nuestro clima mediterráneo es extremo!

NOTA: Viaja equipado con ropa por capas y si eres de los que tienes frío un gorro no está de más. El tiempo es muy cambiante, sobretodo cuando sopla el viento. También puedes tener una semana con 25 grados pero entonces prepárate para sufrir los “midges” o pequeñas mosquitas que son un poco pesadas. Pero tranquilo, todo forma parte de la aventura!

Visitamos la costa norte con lugares espléndidos como BettyHill con largas playas ideales para pasear, además dedicamos un día a subir al Ben Loyal, un pico de 800 metros con unas vistas espectaculares, pero ojo, son 8 horas de caminata, el desnivel no es mucho pero el tipo de terreno es complejo. Un enorme musgo empapado en agua cubre toda la montaña, así que si te aventuras debes ir equipado a tope, no es broma! botas con Goretex y unas polainas.

Este tipo de terreno esconde agujeros hondos que nos pueden complicarnos el día, además andaremos todo el camino por una superficie blanda, acolchada que implica un sobre esfuerzo en cada paso, así que atentos!

Después de unos días desayunando Porridge y bebiendo Irn-Bru y algún que otro licor de la zona, empezamos la vuelta pasando por Inverness, Lago Ness (no nos gusto demasiado el centro dedicado al monstruo del Lago Ness situado en Drumnadrochit) y finalmente Perth, que nos encantó.

Si la intención es visitar varios castillos es recomendable comprar el Historic Scotland Explorer Pass

Terminamos nuestra aventura durmiendo en una glamping a 15 minutos del aeropuerto de Edimburgo, lo encontramos por AirBNB y lo podéis ver en el vídeo que comparto a continuación.

Pin It on Pinterest