Seleccionar página

La National Geographic del mes de Noviembre de 1997 marcó un antes y un después en mi ilusión y ganas de dedicarme a la fotografía. Las 90 fotos de Jim Brandenburg me abrumaron y sin pensarlo mucho me diseñé una aventura: “cuando quise ser fotógrafo en los Bosques de Minnesota”, tal como Jim había hecho en su reportaje, viajé a los Estados Unidos para cumplir mi sueño.

Lo que aprendí es que no sabía nada de fotografía y entendí que aprender sería una tarea de toda una vida. Después de mi aventura en Minnesota pasé por la universidad, sin rumbo ni gloria, para terminar trabajando 7 años de contable. Los días pasaban y mi interés por la fotografía no hacía más que crecer hasta que un día, por esas casualidades de la vida, empecé a trabajar en una tienda de fotografía en Barcelona.

Desde entonces no he parado de aprender y a la vez, de intentar transmitir estos conocimientos a otras personas a través de mis cursos y redes sociales.

Hace años también hablé de ser fotógrafo profesional.