Quién no ha escuchado eso de: “mucho Photoshop ¿verdad? porque se ve muy bonito…

Yo suelo realizar los ajustes básicos con Lightroom: balance de blancos (pocas veces), compensar la exposición (si es necesario), ajusto las luces y sombras, un poco de nitidez, intensidad, claridad y poco más. Es cierto que hay imágenes en las que me entretengo más, experimentando con los ajustes pero no es lo habitual. Me encuentro muy cómodo con Lightroom (antes Aperture) y reconozco que Photoshop se ha quedado relegado a tareas mínimas, más relacionadas con temas de diseño que otras cosas.

A continuación un vídeo con el “antes y después” de una imagen realizada en mi viajes a los Lagos de la Masuria en Polonia.

NOTA: En el vídeo menciono que utilizo el estilo de imagen “neutro”, pero cuando tiramos en Raw sólo tienen la capacidad de mantener ese “estilo” los programas de la propia marca, en Canon el DPP. Si utilizamos Lightroom, efectivamente no aplica ningún “estilo” seleccionado en cámara. El motivo por el que yo trabajo con el neutro es que tanto a través de la pantalla de nuestra cámara, como en el histograma, sí vemos el efecto de cada estilo, incluso tirando en Raw, por este motivo me siento más cómodo con el estilo “neutro” en cámara y luego ya ajustamos en Lightroom.

NOTA 2: Mi colega Rafa Irusta acaba de publicar un interesante artículo sobre el uso de los “estilos” en RAW que complementa y aporta un nuevo uso a lo ya comentado.