Varias semanas de viaje por Argentina, Bolivia, Brasil, Perú y Costa Rica. El equipo que utilizaba era mi querida Canon 300D con un objetivo básico de kit, un día en un cibercafé recuerdo clicar en la web www.dpreview.com y ver que Canon había presentado la Canon 20D y pensé:

“Con esta nueva cámara haría mejores fotos” pero la Canon 20D nunca llegó, decidí viajar y experimentar y que esa fuera mi manera de enfrentarme a la fotografía, desde la experiencia.

Debo decir que no la compré porqué o viajaba o me compraba la cámara pero no las dos cosas jajaja.

Con el tiempo he visto que fue una buena decisión, ni meditada ni pensada, una decisión tomada por mis circunstancias, pero en el fondo acertada.

Todos pasamos por fases fotográficas y el éxito está en vivirlas y avanzar poco a poco, para mi la fotografía sigue siendo ese arte inalcanzable, pero íntimo.

En esos momentos de mi vida me habría gustado ver un vídeo como este que os he preparado: