Seleccionar página

Ya os conté hace unos meses que empezaba a trabajar con la Revista Arrels. A finales de abril, se ha publicado el segundo número de esta revista trimestral, que nos acerca a la naturaleza y a los productos de proximidad. En esta ocasión he fotografiado el establecimiento rural de Cal Calçot, en la Cerdanya, a los pies del Cadí. En un entorno privilegiado, me encontré con un establecimiento rural administrado por Lidia y Marc, lo gestionan con pasión y cariño y se nota en todos los rincones.

Para este reportaje utilicé la Fujifilm GFX 50S de formato medio, con un objetivo 32-64 f/4mm, un lujo de cámara que me prestó Fujifilm España para este fin. La experiencia de uso fue similar a utilizar mi Fuji X-T4, todos los controles y menús son iguales, así que me adapté al nuevo equipo en cuestión de minutos. Al revisar las fotos, sale a relucir con todo su esplendor, el sensor de medio formato; aportando una nitidez y un rango dinámico espectacular. Disfruté muchísimo trabajando con este pedazo de equipo.