Seleccionar página

La ruta al Montcau (1.056 metros) está totalmente señalizada y discurre por un trazado amplio. En la parte final hay que ir con cuidado, yo he subido con mis hijas y sobrinos de edades entre 6 y 12 años y ha ido todo bien. Después de disfrutar las vistas y recuperar fuerzas hemos bajado hacia la cueva de la Simanya. El acceso es empinado y lo hemos encontrado mojado pero con cuidado hemos recorrido un buen trozo, la cueva es amplia y los niños se han quedado alucinados. Para volver al coche se realiza un descenso suave y sin dificultados. Hemos tardado 3 horas y 20 minutos con la calma.

Dejo un link con la ruta GPS y debajo unas fotos de la jornada y un vídeo que he subido a mi Instagram. Lo he grabado con la Insta360, una cámara interesante para este tipo de aventuras.