Seleccionar página

La foto que mostramos en nuestros perfiles sociales es muy importante. Es el primer impacto visual, nuestro “avatar” somos nosotros y de la misma manera que no nos presentaríamos a un cliente con la cara tapada, no lo haremos tampoco en nuestros perfiles sociales.

Es de sentido común, aún así no es extraño encontrar fotógrafos con imágenes de “perfil social” ocultos detrás de su cámara o incluso de espaldas con la mirada hacia el infinito.
La idea es que se queden con tu cara, ni más ni menos. Es un primer impacto y es importante darle la importancia que merece.

Estas tres son las únicas fotos que han ilustrado mis perfiles sociales personales:


Cambié la primera porqué me parecida demasiado “fotógrafo de naturaleza”, la segunda fue realizada con el móvil, un poco más campechana (ni bien ni mal) que ha durado varios años.

Hacía tiempo que quería una nueva imagen, pero no encontraba el momento (excusas jajaja), así que ayer cuando salimos a pasear en familia, cogí el Canon 70-200. A 100 metros de casa me coloqué y previa instrucción a mi mujer (coloca 2.8, mira que esté activado el estabilizador, enfoca a la cara, mira que no salga nada raro en el fondo, tira al menos 3 fotos seguidas, jajaja os lo podéis imaginar) realizamos algunas fotos.

Es importante tener varios tamaños y encuadres, en esta web he colocado un encuadre de medio cuerpo pero en Twitter sólo de cara, ya que el avatar es muy pequeño y prefiero que se me identifique claramente. La imagen siempre es la misma, recortada según las necesidades.

Con mi nueva imagen social online, todo han sido risas y comentarios creativos jajaja.

Un juego interesante es observar las fotos de otros perfiles sociales y ponerles un adjetivo o frase, lo que os venga a la cabeza:

No olvidéis hacer este ejercicio también con vuestra propia imagen y si es necesario adaptarla a vuestras necesidades.