Finlandia tiene 5.5 millones de habitantes y 2.300.000 saunas… te será fácil encontrar una. La densidad de población es muy baja y además, gran parte de sus habitantes, viven en Helsinki. Si vas hacia el Norte, prepárate para estar tranquilo y rodeado de naturaleza.

He viajado a Finlandia con la intención de fotografiar la región de los mil lagos. El vuelo desde Barcelona con Finnair es de casi 4 horas, recuerda que al llegar tendrás que sumar una hora más al reloj. Al aterrizar en Helsinki he ido directamente al puerto, para embarcarme en un Ferry que en tan sólo 2 horas, te deja en Tallin, Estonia. Una escapada de un día te permitirá conocer este pequeño país, que desde 2004, forma parte de la Unión Europea.

Finlandia tiene 188.000 lagos, es llano  (su punto más alto, el monte Halti de 1328 metros se encuentra en el extremo norte) y está cubierta en un 75% de bosque boreal. La belleza del entorno natural de la región de los mil lagos es sublime. Para explorarlo es interesante tener un campo base, yo he estado cerca de Oravi, en el Lago Saimaa (el más grande de Finlandia). En esta zona podrás realizar trekkings, actividades de aventura y explorar la zona navegando.

Hay varios planteamientos para alojarse, desde canoa y hacer camping “salvaje” en la multitud de puntos destinados, a casas totalmente equipadas a la orilla del lago.

Las temperaturas pasan de una media de -6º durante el mes de Enero a unos +20º en Julio (en Helsinki)…lo mejor es vestir por capas y llevar un buen calzado, repelente de mosquitos desde mediados de Junio e incluso protector solar para los meses de verano y recuerda que en Agosto ya empieza el otoño Finlandés!

Para realizar este viaje he contado con el apoyo de Catai y Finnar.