Seleccionar página

Este verano hemos realizado un viaje por el Norte de Italia en Furgoneta Camper. Nuestra furgo «Amelia» es una Ford Transit que compramos de segunda mano, le hemos añadido una tienda de techo de la marca James Baroud, un toldo y en el interior hemos realizado los apaños que hemos podido, mirando tutoriales y aprendiendo sobre la marcha.  

Aquí dejo un vídeo en el que os muestro la primera versión del Amelia, digo primera porqué ya hemos realizado varias cambios y mejoras respecto a lo que sale en el vídeo.

Salimos de Barcelona en un ferry de Grimaldi dirección Civitavecchia (puerto al norte de Roma), parando en Cerdeña. El viaje dura 20 horas y la verdad es que fue cómodo aunque el barco, buenoooo, un poco más de limpieza y que los cocineros llevaran bien colocada la máscara no estaría de más.

Llegados a puerto conducimos hasta el camping Roma in Town que previamente habíamos reservado. Este camping está bien situado y permite acceder al centro de la ciudad en autobús, hay una parada justo delante. Yo ya he estado en Roma en varias ocasiones pero para mis hijas era la primera vez, así que dedicamos dos días a pasear la ciudad, ver la capilla Sixtina, realizar un «free tour» por la zona del foro Romano y comer bien.

De Roma nos dirigimos al norte, dirección La Toscana, pasando por las aguas termales de Saturnia que son de libre acceso y por lo tanto a tope de gente. Dimos unas vueltas para aparcar pero al final en un lado de la carretera dejamos la furgo relativamente cerca, merece la pena.

Para explorar la Toscana elegimos el Camping Lucherino situado a cierta altura lo que permite tener unas temperaturas más frescas. Teniendo en cuenta los 34 grados que teníamos durante el día en la Toscana, se agradece dormir más fresco. Fotográficamente hay muchas localizaciones espectaculares, los Cipreses de San Quirico d’Orcia, Cappella della Madonna di Vitaleta, Agriturismo Poggio Covili, Bagno Vignoni, Montepulciano, Podere Belvedere, Pienza, Agriturismo Baccoleno, etc

Seguimos dirección a Siena, una maravilla de ciudad para continuar hacia Pisa y pegarnos un baño en el Mar Tirreno. Aparcamos en La Spezia para subir al tren y visitar la zona de Cinque Terre, personalmente tenía muchas ganas de ir a Vernazza que había idealizado viendo muchas fotos. Sin duda merece la pena, pero en temporada alta está masificado (no es sorpresa) aún así dedicar medio día para ver la zona es una buena idea. Ah! para realizar una foto de Vernazza es imprescindible remontar el camino de rondo para tener un buen ángulo.

Y continuamos dirección norte, parando en Verona, una maravilla de ciudad, espectacular! Unos kilómetros más al norte el paisaje cambia radicalmente, bosques, montañas, la temperatura baja y los cielos se oscurecen. Llegamos a Bolzano, puerta de entrada a las Dolomitas, montañas, bosques y belleza sublime por donde lo mires. Lago di Carezza, Lago de Braies, Lago Dobbiaco, Tre Cime di Lavadero, Chiesetta di San Giovanni y un largo etc

¿Te quieres venir a fotografiar las Dolomitas? En octubre del 2021 tengo organizado mi próximo viaje fotográfico en grupo.

En esta zona las temperaturas bajaron llegando a los 8 grados de noche. La verdad es que la tienda de techo de James Baroud aguantó muy bien, más de lo que pensaba. Lluvias intensas, viento y esos 8 grados sin problemas, así que muy contentos. El proceso de montaje y cierre de la tienda es rápido, pero con la altura del vehículo, casi 2 metros, te tienes que subir sobre las ruedas traseras para abrir y cerrar, nada complicado pero se necesita un poco de fuerza. El toldo nos ha funcionado bien para proteger del sol y de los elementos, traíamos los muros de tela, para cerrar el toldo y convertirlo en un avancé, pero como somos de movernos mucho y no paramos quietos en el mismo sitio mucho tiempo, no los hemos utilizado. Han sido 20 días que nos han permitido probar la furgo intensamente y ver las cosas que podemos mejorar. Nos ha gustado la libertad de poder ir hacia dónde quieras con la certeza de llevar una mini casa encima. Yo suelo preparar mucho los viajes, pero en este nos hemos dejado llevar y ha sido estupendo.

Ya de vuelta paramos en el Lago Iseo un par de días y de allí recorrimos la Costa Azul, con muuucho tráfico hasta llegar de vuelta a casa.

Adjunto una selección de imágenes que también puedes ir viendo en mi Instagram.